El BCE descarta burbuja y defiende sus tasas bajas

By admin Sin categoría No Comments on El BCE descarta burbuja y defiende sus tasas bajas

El gobernador del Banque de France, François Villeroy de Galhau, dijo hoy en un congreso de banca en Fráncfort que el BCE debe mantener su actual política monetaria para impulsar el crecimiento en la zona del euro.

“Y sí, lo hacemos con durabilidad”, añadió Villeroy de Galhau, que es miembro del consejo de gobierno del BCE, que se reunirá el 8 de septiembre para discutir la política monetaria de la zona del euro.

“Pero otras personas con capacidad de decisión también deben realizar su aportación. Los banqueros centrales acometen su política monetaria con decisión pero con prudencia”, dijo el gobernador del Banco de Francia en el congreso

Los presidentes de los principales bancos comerciales europeos reconocieron en el congreso, organizado por el diario económico “Handelsblatt”, que la actuación del BCE ha servido para estabilizar a la zona del euro pero se han quejado de que las bajas tasas de interés reduce una parte muy importante de sus ingresos.

La tasa rectora del BCE, la que cobra a los bancos por prestarles dinero semanalmente, se encuentra en el 0 %. Pero el BCE cobra a los bancos comerciales un 0,4 % por sus depósitos en la entidad monetaria.

Asimismo el BCE compra grandes cantidades de deuda pública y privada, también deuda corporativa, lo que contribuye a presionar a la baja la rentabilidad de los bonos pero ha disparado los precios.

Villeroy de Galhau dijo que el BCE elige cautelosamente sus instrumentos de política monetaria y descartó el llamado dinero helicóptero, por el que un banco central da directamente el dinero a los ciudadanos.

“Las tasas de interés negativas son útiles pero son sólo un instrumento entre muchos otros y también tienen límites. Ensayamos con cuidado los posibles efectos para la estabilidad financiera. De momento, no se ha formado ninguna burbuja ni en Alemania, ni en Francia”, añadió Villeroy de Galhau.

El presidente del Deutsche Bank, el británico John Cryan, consideró que los efectos secundarios de la política monetaria del BCE ya se notan.

Los ingresos por intereses, que en otros tiempos eran la principal fuente de ingresos de los bancos, han caído desde 2009 un 7 % en el conjunto de la zona del euro, según Cryan.

El presidente del Deutsche Bank criticó que cueste intereses depositar dinero en el BCE y no tomar prestado.

“De este modo se penaliza la seguridad”, según Cryan, que explicó que Deutsche Bank tiene hoy unas reservas de liquidez de 223.000 millones de euros pero que en una época de tasas de interés negativas cuestan una cifra alta de tres dígitos de millones de euros anualmente.

No sólo los bancos tienen problemas con las actuales tasas de interés, también las cajas de ahorro y los fondos de pensiones.

El presidente de las cajas de ahorro alemanas, Georg Fahrenschon, criticó con dureza la política monetaria del BCE al que calificó de “actor dominante en el mercado” en estos momentos.

Fahrenschon dijo que las bajas tasas de interés son un fenómeno global, no sólo del BCE, y que sus efectos durarán largo tiempo.

Se quejó de que prácticamente no merece la pena desde el punto de vista económico para las cajas de ahorro tomar depósitos y también criticó que se premie a quien toma créditos y se penaliza los depósitos.

Fahrenschon responsabilizó a los políticos de la falta de rentabilidad de los bancos alemanes y de que se limiten a exigir a los bancos que cambien sus modelos de negocio.

“El negocio de cajas de ahorro es tomar depósitos en la región e invertirlos. Puede parecer algo aburrido pero es muy estable”, añadió Fahrenschon.

El presidente de las autoridades alemanas de supervisión bursátil y financiera BaFin, Felix Hufeld, considera que los bancos alemanes deben prepararse para un entorno de bajas tasas de interés y desarrollar estrategias para compensar la caída de márgenes con los tipos de interés.

De media los bancos dependen en un 80 % de los ingresos por intereses, según Hufeld en un artículo en “Handelsblatt”.

“No hacer nada y esperar hasta que el virus de las bajas tasas de interés desaparezca, sería para algunos institutos de crédito un suicidio a plazos porque nadie puede predecir hoy de forma seria cuánto tiempo va a durar la fase de bajos tipos de interés”, según Hufeld .

Las tasas de interés tan bajas no sólo preocupan a los bancos alemanes, también es una dificultad para los suizos.

El presidente del consejo de administración del banco suizo Credit Suisse, Urs Rohner, se preguntó si ocho años después de la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers (que ocurrió en septiembre de 2008) y cinco años después de la crisis de la zona del euro, no es el momento de que los bancos centrales salgan paulatinamente de sus políticas monetarias muy expansivas.

 

Reuters.

  • Share:

Leave a comment