Los precios minoristas de Argentina en su medición nacional avanzaron un 3,4% en el cuarto mes del año, dijo este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), inesperadamente bien por debajo de marzo.

El dato informado por el INDEC fue menor a lo esperado por los analistas, luego de que un sondeo de Reuters estimara una inflación promedio de 4,0% para abril. En la encuesta no se contabilizaron datos tan optimistas.

El rubro ‘Prendas de vestir y calzado’ fue el que se destacó en abril con un alza del 6,2%, en tanto que el segmento de ‘Alimentos y bebidas’ subió un 2,5%.

Al tema inflacionario “hay que tomarlo como un resultado positivo porque el mercado -después del baño de realidad del dato de inflación de marzo-, lo percibe como algo favorable”, dijo Nery Persichini, economista de la sociedad de bolsa GMA Capital.

Agregó que la baja en el ratio “favorece las chances de (reelección del presidente Mauricio) Macri y eso le da más tranquilidad a la continuidad, con una macroeconomía que no le complique tanto el panorama. Igualmente, este es el primer paso de un principio de más estabilidad. Que haya menor presión inflacionaria va a quitar expectativas de depreciación”.

Macri transita un arduo camino para lograr una reelección este año, en medio de una economía en recesión y con importantes presiones cambiarias.

Por otra parte, según el INDEC, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en los primeros cuatro meses del año fue de 15,6%, mientras que en los últimos 12 meses acumuló un avance de 55,8%.

El IPC de marzo había trepado a 4,7%.