Noviembre, el peor mes para la renta fija global desde 1990

By admin Sin categoría No Comments on Noviembre, el peor mes para la renta fija global desde 1990

La renta fija viene dando alegrías a los inversores durante los últimos 30 años. Un ciclo alcista que, para muchos expertos, estaba ya próximo a su fin, aunque el detonante no fue otro que la victoria de Donald Trump. Solo en noviembre, el mes en el cual el magnate ganó las elecciones en UA, el precio de los bonos a nivel global se desplomó casi un 4%, tratándose del peor mes desde 1990.
El índice que mide la evolución de esta deuda, el Bloomberg Barclays Global Aggregate Total Return, perdió en noviembre USD 1.7 billones. Solo en el mismo mes de 2010, el indicador sufrió un descenso similar, aunque menor, del 3.8%.

1-12-bloomberg1

Desde que el mercado empezó a descontar que las políticas expansivas de Trump se traducirán en mayor crecimiento e inflación y, por tanto, en un cambio en las políticas de los bancos centrales, los inversores empezaron a deshacer posiciones. En Estados Unidos, la probabilidad que da el mercado a que la Reserva Federal suba las tasas de interés se sitúa en 100%.

En Europa, sin embargo, la expectativa es que el fin de los estímulos aún se retrase. El mercado retrasa cualquier normalización en el precio del dinero más allá de 2018 y, en cuanto a la reunión del próximo 8 de noviembre, UBS, por ejemplo, estima que la institución anunciará una extensión de seis meses más del QE (o programa de estímulos), hasta septiembre de 2017, con compras de 80.000 millones de euros al mes. Será para entonces, en su opinión, cuando podría llegar el famoso tapering.

“Mucha gente está empezando a pensar que es el final de una época alcista”, apunta Roger Bridges, jefe de estrategia global de Nikko AM en declaraciones a Bloomberg. Lejos de ser una corrección puntual, existe consenso a la hora de pensar que el precio de los bonos seguirá ajustándose y, por tanto, ocasionando pérdidas a las carteras poniendo fin, así, a 30 años de subas.

1-12-bloomberg2

A pesar de las caídas que la deuda ha experimentado en noviembre, no obstante, las abultadas ganancias de la primera parte del ejercicio hacen que un inversor que entrase en enero aún conserve un saldo positivo y gane en torno a un 2.56% en 2016

Bloomberg.

  • Share:

Leave a comment