¿Peligra la buena racha de los mercados emergentes?

By admin Sin categoría No Comments on ¿Peligra la buena racha de los mercados emergentes?

Los mercados de países emergentes como México o Brasil vienen subiendo a paso firme, principalmente apuntalados por la recuperación del precio de las materias primas y el debilitamiento del dólar, en una coyuntura incluso en la que crece la probabilidad de que nuevas subas en las tasas de interés de la FED se posterguen. No obstante, ya son varios los expertos que advierten sobre riesgos a la baja y marcada volatilidad –esto último, algo que no debería espantar a los inversores, a esta altura de las circunstancias-.

El avance de los mercados emergentes se observa en el alza de poco más de 22.5% del índice MSCI Emerging Markets desde el mínimo que tocó el 21 de enero. En el mismo lapso, el principal índice de acciones de la bolsa mexicana, acumula una ganancia de casi 11%, y el Bovespa de Brasil aumentó prácticamente 45%.

Los bonos también reflejaron el mejor escenario. Si miramos el EMBI+, desde sus máximos del año (en febrero),  la caída es mayor al 21%. Puntualmente, el riesgo país de Brasil y México  bajó en promedio 31%. El primero se ubica hoy en 585, y el segundo en 214 puntos.

2-5 Emergentes 2

BlackRock estima que, en lo que va del año, los mercados emergentes han recuperado el 75% de los flujos que salieron en productos negociados en el mercado de valores durante 2015.

Como decíamos anteriormente, parte del incremento tiene que ver con la recuperación que han tenido los commodities, puntualmente el petróleo, que escaló más de 75% desde los mínimos registrados a mitad de febrero.

“Si vemos lo que pasa en los mercados emergentes, hay muchos productores y exportadores, y se vuelven más atractivos que cuando los precios de las materias primas estaban cayendo”, dijo a Expansión Chris Bennet, analista senior para Standard & Poor’s Dow Jones Indices.

Y a esto, se sumó la debilidad que viene mostrando el dólar frente a varias divisas emergentes y la posibilidad de un ritmo más pausado en el proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal -la fecha de la próxima suba de tasas continúa siendo un misterio y la reunión del organismo de la semana pasada, no aportó indicio alguno-. Hoy, sin ir más lejos, la probabilidad implícita en los futuros de Fed Funds de un aumento en la próxima reunión de junio cayó al 12%, cuando hace un mes atrás era mayor al 24%. Recién para septiembre se descuenta con cierta probabilidad alta (42%) una nueva suba.

Los especialistas, sin embargo, piden tener cautela respecto a esta buena racha. “Hay algunos desafíos estructurales que aún hay que abordar”, dijo Axel Christensen, director de Estrategias de Inversión para América Latina de BlackRock. Según el economista, para lograr una tendencia alcista sostenida debería haber evidencia de reformas estructurales que aborden el exceso de deudas, la capacidad excedente del sector industrial y la baja rentabilidad corporativa, especialmente en China.

“Suelo usar el ejemplo de Brasil. Es uno de los mercados que precisamente ha visto un mayor retorno durante los últimos meses y sin embargo su situación económica es aún de cuidado”, agregó.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que la economía de ese país se contraiga 3.8% en este año, mientras que enfrenta el problema de su déficit fiscal junto con la crisis política del Gobierno de Dilma Rousseff.

Además, hay que considerar que los precios de las materias primas pueden experimentar nuevos episodios de volatilidad, lo que afectaría el ánimo de los inversores. Es el caso del petróleo, cuyo precio se ha recuperado, pero puede tener caídas más adelante.

“No nos sorprendería si los precios del petróleo cayeran en los próximos meses antes de reanudar su tendencia hacia al alza en 2017”, dijo Capital Economics en un reporte.

Por eso, si las condiciones que han beneficiado a los mercados emergentes cambiaran, el foco estará en los fundamentales que diferencian a las economías. “En ese caso, para nosotros la situación en México puede ser muy interesante porque es una economía mejor preparada. La inflación está bajo control, tiene una serie de reformas estructurales en marcha”, apuntó Christensen.

Ahora bien, no todos quizás coinciden. Recientemente desde el JP Morgan explicaron, y con una visión más global y de largo plazo, que “a pesar de que el PIB de los países emergentes ya suma el 40% del global, las bolsas emergentes solo representan el 10,5% de la capitalización bursátil mundial.

En concreto, el abaratamiento de estos mercados ha llevado al MSCI EM a cotizar a un precio en libros de 0,7 veces desde 1,2 veces y solo en cinco años, y sostienen que “las bolsas emergentes cotizan con un descuento del 24%  frente a los desarrollados, que es en línea con la media histórica”.

2-5 Emergentes 1
Precisamente, Manuel Arroyo, director de Inversiones de JP Morgan Asset Mangement explicaba hace unos días en una entrevista que “lo que es fundamental para que los mercados emergentes sigan recuperando y tengan un ciclo de rentabilidades positivas es que haya crecimiento de beneficios empresariales. Hemos visto que el dólar se ha estabilizado, recuperación de las materias primas. Pero es fundamental que suban los beneficios. Cuando veamos el crecimiento de los beneficios veremos que los mercados deberían tener un ciclo alcista.”
Igualmente el gestor puntualizaba que “es cierto que hay que diferenciar entre mercados emergentes. Hay algunos que están cotizando en ratios relativamente caros, como India. Pero hay otros donde vemos oportunidades. Hay que ser selectivo. Pero en general, hasta que no veamos subas de beneficios empresariales mantendremos una visión de cautela con respecto a los mercados emergentes”.

 

 

 

 

  • Share:

Leave a comment